¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

ENRIC RUBIÓ / Pintor impresionista

)

Enric Rubió, nace el 8 de Junio de 1.964 en Sant Jaume de Lierca (Gerona), es actualmente director y maestro en la Escuela de Bellas Artes de Anglés (Gerona).

Es un pintor que domina su técnica y trabaja “a la antigua”, con sentido del equilibrio y armonía. Su estilo pictórico, suave y flexible, es la delicadeza de los colores que le permiten traducir sobre la tela su visión idealizada del mundo exterior. El pintado por pequeñas pinceladas le permite obtener modelos mas matizados y suaves acercándose a una realidad visual teñida de romanticismo.

Es  como un turista delante del paisaje.

Al contrario que la mayoría, parte de la abstracción y se pasa al figurativo mas clásico, a la pintura de sus antepasados.

Hace muchas rutas y capta lo que le cautiva, rincones rurales de gran belleza formal. Le encanta pintar al natural y sentir la energía que transmite la naturaleza.

A los jóvenes pintores, les comparan con los artistas de la Escuela de Olot de más renombre. Les critican por seguir esa tendencia, aunque para él la tradición es la libertad que se encuentra en uno mismo. No caben comparaciones, pues cada mano y cada cabeza escogen y dibujan una sensación diferente.

No le gusta plasmar en la tela el infinito, pues cuando intenta poner su caballete en tierra llana no encuentra el punto mágico donde abrazar la escena. Se siente desprotegido. 

El paisaje pirenaico también es Mediterráneo desde el punto de vista de la luz.

Si bien el otoño es cromático, el verano tiene una luz más mediterránea e incluso más limpia. Le encantan los temas veraniegos al igual que el otoño y primavera, hay mas tiempo real para pintar el día, y eso me produce una cierta alegría personal. Disfrutas más del momento de pintar porque te quedan más horas para disfrutar de la pintura al natural.

Es importante que el artista posea una buena academia y un buen oficio, pues no cree en los artistas que tienen que defender su obra con una retórica importante, amparándose en críticos talentosos. El arte tiene que comunicar, no que te comuniquen el significado y los propósitos de uno mismo y su obra. Prefiere el buen arte formal y el que entra por la vista y los sentidos al esquema explicativo de una retórica pedante llena de semiótica.

 

ENRIC RUBIÓ SERRA

SIGUE A ENRIC RUBIÓ SERRA

 

 

 

 

 

 

PETIT SALÓN DE OTOÑO

VISITA LA OBRA Y ARTISTA DEL MES

MÄS INFORMACIÖN

LIBRO ANUARIO 2016

Más Informacion

 

 

 
 
 

Joomla! Translation